Percances comunes que no cubren los seguros para autos

Escrito por: Lic. Javier Quintana

Los usuarios de automóviles sabemos que contar con un seguro es fundamental, no sólo porque puede ayudarnos a salir de problemas económicos, jurídicos y médicos al tener un accidente, sino porque en 15 estados de la República Mexicana es obligatorio para circular, especialmente para los servicios de transporte público. Sin embargo, muchos usuarios acuden a los despachos de abogados con gran indignación y molestia, pues al tener un percance no reciben el auxilio por parte de la aseguradora; a continuación les contamos cuáles percances no se encuentran incluidos en ningún seguro.

Recordemos que, básicamente, existen tres tipos de cobertura, estos son:

  • >Responsabilidad civil o seguro daños a terceros

Una cobertura para los daños materiales a terceros, gastos médicos de los acompañantes y defensa jurídica; este seguro garantiza la protección de todas las personas implicadas en un accidente vehicular; sin embargo no cubre los daños materiales del vehículo propio ni el robo del mismo.

Un seguro de autos con cobertura de responsabilidad civil es una buena opción que protege la economía del usuario y su familia, ya que estos accidentes son los que presentan mayor índice de siniestralidad, pues en muchas ocasiones los automovilistas que no cuentan con este tipo de seguros tienen que hacer un gran esfuerzo para cubrir los daños materiales o los gastos médicos ocasionados a un tercero. Sin embargo, el usuario tendrá que hacerse cargo de los daños a su propia salud y automóvil.

  • >Cobertura limitada

Un seguro que cubre el robo total del vehículo, daños a terceros, asistencia legal, gastos médicos a los ocupantes y asistencia vial; el robo de automóviles es una gran problemática en México, ante la cual los usuarios deben considerar un seguro que proteja su patrimonio y el bienestar de su familia. Sin embargo, la cobertura limitada no abarca los daños al vehículo causados por un accidente, por lo que la reparación sale directamente del bolsillo del usuario.

  • >Cobertura amplia

Aunque varia de una aseguradora a otra, es necesario saber que cubre un seguro de cobertura amplia. Es la opción más recomendable, ya que cubre daños materiales al auto, robo total del auto, daños a terceros, defensa jurídica y gastos médicos a los ocupantes. Sin embargo, ninguna cobertura apoya al usuario en caso de:

  • >Daños causados intencionalmente por el propio usuario; ya sea en un arranque de furia o una pelea con otro conductor, rayones al cerrarse el paso, etc.
  • >Robo por parte de la ex-pareja, amigos, parientes, hijos o empleados; si prestamos nuestro auto y no nos lo devuelven, el seguro lo considera como un abuso de confianza y se deslinda de la responsabilidad.
  • >Daños a cristales; los “cristalazos”, incluso causados por ladrones en la calle, son cubiertos por la aseguradora pero con un incremento del 5 al 20% en el deducible.
  • >Daños causados por obras viales; golpes por parte de grúas, impactos de materiales, etc., deben ser cubiertos por la empresa a cargo de la obra o el gobierno, pues la aseguradora se deslinda.
  • >Los golpes causados por caída o poda de árboles tampoco son cubiertos, a menos que dicha caída sea causada por un fenómeno natural especificado en la póliza.
  • >Accidentes ocasionados por conducir en estado de ebriedad; uno de los primeros requisitos para que el seguro intervenga es que el conductor pase la prueba de alcoholímetro, una iniciativa por parte de AMIS (Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, busca reducir el numero de personas que busque que seguro cubre en estado de ebriedad.
  • >Accidentes ocasionados por “darse a la fuga”; si usted chocó contra otro auto, obra pública o civil y no se detuvo en la escena del siniestro y posteriormente llama a su seguro, este no cubrirá los daños a su vehículo ni le brindará la asistencia legal necesaria. Al tener un accidente se recomienda quedarse en el lugar de los hechos y llamar de inmediato a la aseguradora.
  • >Daños causados al competir con otros autos en arrancones y/o carreras.
  • >Exceso de personas transportadas en el vehículo.
  • >Robo de llantas y/o autopartes, a menos que cuente con una póliza especial para estos casos.

Un seguro es una inversión que puede sacarnos de un grave apuro, sin embargo las aseguradoras no siempre cumplen con todo lo estipulado en su contrato. Si usted ha sido víctima del fraude o el incumplimiento de la aseguradora, llámenos y cuéntenos su caso.

Calle California No. 130-A casi esquina Inglaterra. Col. Parque San Andrés México D.F. C.P. 04040
Tels: 6840-1076 / 6840-1077 / 6840-1078 / 6840-1079

Condusef | Aviso de Privacidad

Google+ Twitter pinterest