Comprar una propiedad es uno de los eventos más importantes de la vida y que no debe ser tomado a la ligera ya que es un proceso complejo, especialmente si no planifica sus finanzas y sufre algún incidente, como perder su trabajo, sufrir una incapacidad o una enfermedad familiar que merme sus finanzas y que puedan hacerle pasar por un juicio hipotecario.

 

¿Qué es un juicio hipotecario?

Cuando el propietario ha dejado de pagar su crédito, el prestamista debe recuperar la garantía que le proporcionó al propietario para comprar la propiedad. Sin embargo, esta garantía no se recupera mediante un desalojo y es necesario presentar una demanda de juicio hipotecario ante un juzgado y ganarlo.

La falta de tres pagos o más se considera como incumplimiento de pago de la hipoteca. Si esto sucede, el prestamista puede dejar de aceptar pagos y enviar un aviso de intención de juicio hipotecario al propietario antes de presentar la demanda. Esta queja se presenta 30 días antes de la demanda para que el propietario pueda responder en un periodo de 35 días para ganar tiempo y buscar un convenio con el prestamista y detener el proceso.

 

¡Contáctenos!

 

Si no se presenta una respuesta, el juicio seguirá su curso para que el prestamista pueda recuperar la propiedad y, una vez que haya ganado, podrá ponerla en subasta o venta de alguacil, periodo que puede tardar entre 6 y 8 meses. Cuando se dé la orden de ejecución y se programe una fecha de subasta, el prestamista debe notificar al propietario quien puede aplazar o posponer la fecha de la subasta dos veces.

Ahora bien, si la propiedad no se vendió en la subasta, el propietario tiene 10 días para tratar de recuperarla; sin embargo, para esto debe pagar la totalidad de la hipoteca, por lo que no es común que se recupere.

Por su parte, si la propiedad se vendió, el propietario recibirá una notificación de desalojo y una orden de posesión en la que se avala al nuevo propietario. Una vez que se ha recibido este aviso se dará un periodo de 20 días al propietario anterior para que desaloje la propiedad y sea entregada al nuevo dueño; en cambio, si está ocupada por un inquilino se debe tomar una acción de desalojo por separado y esto puede demorar algunos meses.

 

¿Cómo salvar mi propiedad?

Si usted tuvo un problema económico y se atrasó en los pagos de la hipoteca, probablemente ahora se encuentre en peligro de ejecución hipotecaria. Su única forma de salvar su propiedad es acudir con abogados expertos en juicios hipotecarios para ajustar los términos de la hipoteca, adaptarse a su presupuesto y protegerle de la mora.

 

¡Contáctenos!

 

En LEX & CO somos abogados con amplia experiencia profesional y podemos ayudarle a salvar su propiedad. Llámenos al teléfono 5568401076, mándenos un correo a firma.lex.co@gmail.com, escríbanos a través de nuestro formulario de contacto o WhatsApp y cuéntenos su caso.

 

CONTÁCTENOS

5568401076
firma.lex.co@gmail.com

    Por favor, demuestra que eres humano mediante la selección el árbol.

    Abrir chat
    ¡Contáctanos!