Fraude a seguros: el delito más común

Escrito por: Lic. Javier Quintana

Los seguros de cualquier tipo, ya sean de coche, de casa o de vida no tienen una buena reputación entre los consumidores no solamente por las altas tarifas que uno tiene que pagar por las pólizas, sino por los incumplimientos y fraudes en los que muchas aseguradoras incurren al momento de cubrir un accidente; desde omisiones parciales a negaciones totales por parte de la aseguradora es de lo que más se queja el consumidor de este tipo de servicios.

Sin embargo también existe la otra cara de la moneda: muchas personas se dedican a contratar seguros y cobrar las pólizas fingiendo accidentes y enfermedades que no tienen para poder cobrar el monto y seguir estafando a otras aseguradoras, a estos se les conoce como fraude a seguros que a veces llega a tener consecuencias tan graves que cobra la vida de algunas personas, comúnmente en fraudes de seguros de vida, con tal de poder cobrar.

Existen dos tipos de fraude a seguros según los abogados de seguros: el blando y el duro. El fraude blando es aquel en el cual las personas le mienten al asegurador para que les de la póliza sin importar que no sean candidatos para la misma, entonces cuando ya tienen firmado el compromiso y empiezan a presentar síntomas de la enfermedad que ocultaron, la empresa se ve obligada a pagar todo.

El fraude duro es cuando las personas fingen accidentes, lesiones, robos, incendios o pérdidas graves del estilo para poder cobrar el seguro; es en este tipo de fraudes en donde en ocasiones a los clientes fraudulentos se les pasa la mano y terminan provocando tragedias que ya nadie puede reparar. En caso de fraude seguro de vida las personas roban identidades o comenten homicidio para poder cobrar.

Un fraude muy común y que muchas personas llevan a cabo sin saber que es algo ilegal es exagerar las lesiones después de un accidente, ya sea con ayuda de médicos coludidos o solamente mintiendo sobre los síntomas; la intención es la misma y dichas acciones provocan que las empresas pierdan miles y miles de dólares en reparar daños que o bien no existen, o siempre estuvieron ahí pero no se notificaron.

Los seguros se contratan con la finalidad de mantenerse protegidos precisamente en aquellos momentos en que menos nos esperamos que algún accidente nos suceda, pero también podemos contratarlos para protegernos en caso de ser víctimas de algún delito. Si está pasando por momentos difíciles ya sea por un accidente o por algún fraude, no dude en llamarnos, somos abogados expertos en seguros que podemos asesorarlo y ayudarle a resolver su caso.

Calle California No. 130-A casi esquina Inglaterra. Col. Parque San Andrés México D.F. C.P. 04040
Tels: 6840-1076 / 6840-1077 / 6840-1078 / 6840-1079

Condusef | Aviso de Privacidad

Google+ Twitter pinterest