Principales fraudes de las aseguradoras mexicanas

Escrito por: Lic. Javier Quintana

Es un hecho conocido por los abogados especialistas en cobro de seguros que las instituciones aseguradoras son negocios millonarios: en 2013, mientras que la emisión de primas de seguros tuvo ingresos por 324 mil millones de pesos, el pago por siniestros fue de 152 mil millones, según datos de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF); al descontar el pago de comisiones, los beneficios se redujeron a sólo 26 mil millones de pesos para el siguiente cálculo de impuestos. En México, las instituciones que regulan a las aseguradoras son débiles y no les causan ningún temor, mientras el monto de las primas crece, el pago de siniestros disminuye debido a la inteligencia de estas entidades, que suelen deslindarse de sus obligaciones mediante negociaciones o amenazas de largos procesos para realizar el pago, después de todo, la CNSF no rebasa la cifra de 100,000 dólares en multas a todo el sector.

Datos de la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef) indican que en 2007 se iniciaron más de 40 mil acciones contra las aseguradoras, mientras que en 2013 la cifra se elevó un 51% con más de 60 mil quejas entre las que se incluyen:

  • Incumplimiento de obligaciones contractuales. Una de cada tres quejas contra las aseguradoras consiste en el incumplimiento de contrato por parte de la institución, sin embargo sólo una de cada cinco quejas fue resuelta a favor del usuario. Si bien esto no implica que el demandante no contara con la razón jurídica para buscar la justicia y respeto a sus derechos, sino que las aseguradoras optan por llevar el proceso legal mediante una fiscalía, con lo que puede tardar varios años en resolverse.
  • Cargos por pólizas no contratadas. La cancelación no atendida de póliza no contratada es la segunda queja con mayor número de usuarios que cayeron víctimas de instrumentos bancarios que, a través de tarjetas de crédito o débito, realizan cargos por pólizas de seguros no contratadas por el cliente. A pesar de ser un caso muy grave, las aseguradoras se niegan a cancelar este pago y se convierte en un proceso muy difícil de solucionar.
  • Negación a cancelar un contrato de forma anticipada. Aunque en el contrato digan que se puede, muchas aseguradoras se niegan a cancelar los contratos de forma anticipada, afirmando que deben presentarse solicitudes por escrito u otros trámites antes de solicitar la cancelación.
  • Incumplimiento en el pago correspondiente. Cuando se trata de realizar el pago por indemnización o por reparación de bienes afectados, las aseguradoras pueden llegar a ser muy turbias y calcular el monto de una forma inadecuada, realizando un pago menor a los afectados; incluso cuando se presentan quejas ante fiscalías o defensorías, el monto de pago de la aseguradora no incluye indemnización ni pagos por el costo del proceso.

 

Es muy importante leer muy bien las cláusulas de la póliza antes de firmarla, no aceptar ningún ofrecimiento de “promociones” de pólizas que nos ofrezca el banco telefónicamente y asesorarse sobre la vía legal más adecuada para abordar un caso en contra de la aseguradora para obtener el pago justo que nos merecemos.

En Lex & CO somos una firma legal de abogados expertos en seguros, nosotros le ayudamos a resolver su caso o no cobramos honorarios; llámenos y cuéntenos su caso.

Calle California No. 130-A casi esquina Inglaterra. Col. Parque San Andrés México D.F. C.P. 04040
Tels: 6840-1076 / 6840-1077 / 6840-1078 / 6840-1079

Condusef | Aviso de Privacidad

Google+ Twitter pinterest