¿Qué debemos saber sobre la pérdida total en autos que aún estamos pagando?

Escrito por: Lic. Javier Quintana

El robo de autos asegurados va en aumento en todo el territorio mexicano, razón por la cual muchos usuarios de seguros para coches se preguntan qué pasaría con su inversión en caso de que su auto sea robado o pérdida total en un accidente. El abogado de seguros de Lex & Co le explica los puntos más importantes.

Primero, si el auto aún se está pagando es importante valorar el tipo de financiamiento, ya que si estamos bajo un arrendamiento, el auto está bajo el nombre de la arrendadora, así que en un caso de pérdida total el seguro indemnizará a la arrendadora o dueño del auto y el contrato queda cancelado aun cuando al cliente le falte poco para terminar de pagar el valor del auto y pueda comprarlo en su totalidad.

Tal vez le interese leer: Cómo actuar con la aseguradora tras un accidente

En el caso del crédito bancario o sistemas de autofinanciamiento, el dueño del automóvil es el usuario, sin embargo hay dos escenarios posibles en estos casos:

  • La póliza tiene una cláusula o endoso de beneficiario preferente a favor de la institución bancaria o financiera que nos prestó el dinero para comprar el auto, por lo que ante una pérdida total se pagará a la institución la indemnización correspondiente, descontando el deducible de la póliza.
  • Con la indemnización correspondiente, la deuda con la financiera queda saldada y, en caso de que haya un remanente, se le regresa al usuario, sin embargo si aún tiene un saldo deudor, el cliente aún debe pagarlo.
  • En ocasiones la aseguradora paga directamente a la institución financiera el monto del adeudo y el remanente se lo entregan directamente al cliente.

Es muy importante conocer muy bien la póliza antes de firmarla, tomando consciencia de las diferentes posibilidades y consecuencias en caso de robo o de accidente, pues muchos usuarios se sienten defraudados cuando la aseguradora le da la preferencia a la financiera en vez de al cliente, quien paga las mensualidades de la póliza.

Sin embargo, de no adquirir un seguro el cliente tendría que seguir pagando el crédito aunque ya no tuviera el automóvil, mientras que contar con la protección financiera de una aseguradora nos ayudará a saldar la deuda por completo. El restante entre el valor del coche, el deducible y la deuda a la financiera, se reembolsará, es decir, el valor del coche que ya se había pagado.

En caso de que la aseguradora no cubra la indemnización correspondiente, es importante buscar la asesoría de un abogado experto en mediar con estas instituciones, para que el usuario pueda obtener el pago que le corresponde.

Si usted ha tenido problemas con el seguro de su auto, llámenos y cuéntenos su caso.

Calle California No. 130-A casi esquina Inglaterra. Col. Parque San Andrés México D.F. C.P. 04040
Tels: 6840-1076 / 6840-1077 / 6840-1078 / 6840-1079

Condusef | Aviso de Privacidad

Google+ Twitter pinterest