¿Qué hacer si una aseguradora no quiere pagar el seguro de vida?

Escrito por: Lic. Javier Quintana

Cuando de seguros se trata es muy posible que hayas escuchado muy malas referencias o tú mismo experimentaras una mala situación. Entre las principales quejas sobre estos servicios tiene que ver  con la falta total del pago del seguro o con un monto inferior. Para evitar que esto ocurra es importante leer las coberturas, revisar el contrato y despejar todas las dudas para evitar malos entendidos en el futuro.

Esta revisión exhaustiva se tiene que realizar en la contratación de cualquier seguro, pero sobre todo en los seguros de vida, ya que si lamentablemente falleces tu familia deberá tener la seguridad de poder hacer el cobro sin ningún problema.

Un seguro de vida es aquél que actúa en caso de fallecimiento del asegurado, en algunos ocasiones  también es efectivo cuando hay invalidez. Si esta situación se presenta los beneficiarios reciben una indemnización siempre y cuando la causa de muerte esté cubierta por el seguro. Un seguro de vida puede tener el objetivo de proveer de ingresos al cónyuge e hijos, pagar saldos de deudas del asegurado y proveer un fondo para la jubilación.

Hay cuatro aspectos claves para la contratación de un seguro de vida:

1.-Suma asegurada: es la cantidad de dinero que recibirán los beneficiarios  en caso de tu muerte. Para establecerla es importante tomar en cuenta aspectos como el número de personas que dependen económicamente de ti, cuánto es la cantidad de tus gastos mensuales, cuánto costará la educación de tus hijos en caso de tenerlos, así como tu sueldo mensual. Esta información te dará una idea de los gastos que tendrás y de la cantidad que necesitas para garantizar el estilo de vida de tu familia.

2.-Prima: es el precio que pagarás por el seguro. El costo dependerá de factores como la suma asegurada, edad, sexo, profesión, estados de salud y otras condiciones que la aseguradora aplique.

3.- Coberturas: es la parte más importante ya que será lo que determine la cobertura del seguro. Aunque la principal cobertura es el fallecimiento puede variar dependiendo de las características adicionales también puede tener cobertura por invalidez, gastos funerarios, enfermedades tradicionales, entre otras.

4.- Beneficiarios: son aquellas personas que recibirán la indemnización en caso de que se haga válida la póliza. Aquí se debe tener cuidado de colocar los nombres de manera clara y especificar el porcentaje de la suma que se le dará a cada uno verificando que sume un 100%. No se puede poner como beneficiarios a menores de edad y no es recomendable designar a beneficiarios para que cobren una suma y la entreguen a otra persona ya que no hay una obligación legal de hacerlo.

La razón más común por lo que no se puede cobrar seguros es porque la cobertura de los mismos no protege al asegurado por algún aspecto en particular.

Si tú estás en una situación parecida contáctanos y nosotros te ayudaremos a resolver tu problema para que puedas recibir lo que te corresponde.

Calle California No. 130-A casi esquina Inglaterra. Col. Parque San Andrés México D.F. C.P. 04040
Tels: 6840-1076 / 6840-1077 / 6840-1078 / 6840-1079

Condusef | Aviso de Privacidad © 2018 Lex & Co

Twitter pinterest