La mayoría de usuarios se sienten protegidos al contar con un seguro contra accidentes o robo de automóviles, gastos médicos, de vida o vivienda, pensando que la póliza les respaldará cuando lo necesiten. Sin embargo, al sufrir un siniestro, algunas aseguradoras “sacan a relucir las letras chiquitas” para retrasar el pago, o bien, negar la indemnización correspondiente.

Antes de contratar un seguro, le recomendamos conocer cuales son las aseguradoras con más demandas, de modo que pueda tomar una decisión informada y no caer en la misma situación que otros usuarios que, a pesar de pagar la prima durante varios años, se enfrentan a la falta de apoyo de la aseguradora.

Las acciones que suelen realizar las compañías de seguros para retrasar o negar el pago son:

Hacer innecesariamente lento el trámite

Tras un incidente, los afectados requieren atención inmediata para solucionar el problema lo antes posible; por ejemplo, al sufrir un choque, el cliente necesita atención médica, evaluación del daño y reparación para continuar usándolo. Pero, algunas aseguradoras tardan en enviar al ajustador, envían el automóvil a talleres donde no reciben atención sino hasta después de varios días, hasta que el cliente opta por reparar el daño por su cuenta y, en ese momento, se le niega por completo el servicio de reparación al no seguir lo estipulado en el contrato.

Otra acción frecuente es la solicitud de muchos documentos como expedientes médicos, informes, entre otros que pueden ser innecesarios como excusa para demorar el pago, de modo que el cliente se aburra y opte por desistir en su reclamación.

 

¡Contáctenos!

 

Argumentos sobre omisiones para no pagar la indemnización

Frecuentemente, a los usuarios de seguros de gastos médicos y a los beneficiarios de seguros de vida se les niega la indemnización, o bien, se les brinda un monto menor al estipulado en el contrato, con el argumento de que el asegurado tenía una enfermedad preexistente, o que había que llenar un cuestionario o forma para hacer válida la indemnización.

Ajustadores coludidos con la aseguradora

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), los ajustadores tienen una calificación reprobatoria; su función es evaluar los daños provocados por un siniestro, ya sea un accidente de auto o un evento natural, de modo que realicen la propuesta de indemnización a la aseguradora. Sin embargo, muchos ajustadores rechazan los siniestros o indican un daño menor al que causó dicho evento, provocando que el pago de la aseguradora sea mucho menor a los gastos que hará el cliente, o bien, que se niegue la indemnización.

 

¡Contáctenos!

 

Si el ajustador le pide echarse la culpa, solicita dinero, se pone de acuerdo con el ajustador de la contraparte, no reporta todos los daños ocurridos durante el siniestro o le pide que firme un documento donde renuncie a sus derechos, no acepte.

Recuerde, antes de firmar contrato con una aseguradora: lea toda la póliza, asegúrese de que la información es correcta, conozca la cobertura de su seguro y aclare todas sus dudas con el agente que le asesoró. Y si, aún después de cumplir con todos los requisitos, la aseguradora se niega a pagar o quiere darle un monto menor, póngase en contacto con nosotros.

 

¡Contáctenos!

 

En LEX & CO somos abogados de seguros con experiencia en enfrentar a las aseguradoras y le ayudaremos a obtener la justa reparación del daño. Llámenos al teléfono 5568401076, mándenos un correo a firma.lex.co@gmail.com, escríbanos a través de nuestro formulario de contacto o WhatsApp y cuéntenos su caso.

CONTÁCTENOS

5568401076
firma.lex.co@gmail.com

    Por favor, demuestra que eres humano mediante la selección la casa.

    Abrir chat
    ¡Contáctanos!