Al contratar un seguro de auto, vivienda o gastos médicos, nos estamos previniendo ante posibles situaciones con un plan de financiamiento que, sin duda, será de mucha utilidad para hacer frente a los gastos derivados de un imprevisto.

Para ello, adquirimos el servicio de cobertura que mejor se adecúa a nuestras necesidades, realizamos diligentemente el pago de las primas en los periodos establecidos y nos mantenemos en contacto con la aseguradora para cambiar de plan de acuerdo con nuevas circunstancias no previstas en la póliza. Sin embargo, aun siendo clientes cumplidos, muchos de nosotros hemos tenido que lidiar con engorrosos trámites y negativas de estas compañías para hacer valer lo que por derecho nos corresponde cuando más lo requerimos.

¡Contáctenos!

Con la intención de que esto no le suceda, aquí le decimos cinco pretextos comunes que utilizan las empresas de seguros para no pagar a sus beneficiarios o poner trabas tan largas que al final uno termina por cancelar el servicio sin hacer cobro alguno.

  1. Interpretación de la póliza: aunque este instrumento tiene la intención de plasmar claramente los alcances del seguro, las excepciones de cobertura y demás cláusulas que avalan los casos en los que el asegurado puede o no hacer válido lo que le corresponde cuando sufre un percance, el documento bien puede ser interpretado de distintas formas según quien lo lea, por lo que la compañía podría eximirse de pagar aludiendo a alguna especificación de las famosas “letras chiquitas”.
  2. Peritos y ajustadores a favor de la aseguradora: su función como empleados de la misma empresa que usted contrató es la de asistirlo y verificar las causas de los siniestros, pero también tienen la instrucción de seguir minuciosamente lo marcado en los contratos, dando su informe diagnóstico siempre poniendo en primer lugar a la entidad financiera.
  3. Trámites y servicios lentos: diversas compañías demoran su asistencia y papeleo con el fin de que sus clientes terminen resolviendo por ellos mismos su percance o se harten de hacer numerosos trámites para acceder a su beneficio.
  4. Solicitudes de documentación innecesaria: en ocasiones, las aseguradoras exigen a sus usuarios una cantidad descomunal de informes y documentos probatorios que son innecesarios para el cobro de la indemnización, esto como una estrategia para retrasar el pago hasta que el cliente se desespere por las largas que se le dan y desistan de su reclamación.
  5. Excusa por falta de datos: la falta de información es uno de los pretextos más utilizados por las empresas de este giro para negarse a pagar, sobre todo en seguros de gastos médicos mayores y de vida, aludiendo que los asegurados no proporcionaron datos de enfermedades preexistentes.

¡Contáctenos!

Tener un seguro es siempre una gran idea para salvaguardar nuestro patrimonio, salud y bienestar, pero, como ha visto aquí, pueden suscitarse diversos escenarios en los que esa prevención queda sólo como una mera ilusión.

No permita que la aseguradora se salga con la suya y exija lo que le corresponde. En Lex & Co firma legal, le ayudamos a que le paguen o no le cobramos por nuestros servicios. Contáctenos y deje que un grupo de expertos lo orienten.

CONTÁCTENOS

5568401076
firma.lex.co@gmail.com

    Por favor, demuestra que eres humano mediante la selección del árbol.

    Abrir chat
    ¡Contáctanos!