En el mundo de las finanzas es importante tener garantías de pago y cumplimiento de obligaciones, que amparan a ambas partes de un negocio o acuerdo. Tal es el caso de las fianzas, que son contratos que garantizan que se cumplirán obligaciones derivadas de otros contratos, leyes o convenios, como en el caso de un alquiler, crédito o depósito.

Para comprender mejor, podemos decir que las fianzas son herramientas de confianza entre las partes de un acuerdo, de modo que se reduzcan riesgos y se dé certeza de pago. Si una persona (fiador) se compromete a pagar sus deudas con un tercero y no cumple, este último podrá usar la fianza para recuperar su dinero.

 

¡Contáctenos!

 

Tipos de fianzas

 

Existen varios tipos de fianzas, las más comunes son las de garantía real, en las que se deja un activo o bien para dar certeza en el pago de una obligación. Por ejemplo, en el caso de préstamos hipotecarios, es común que se deje un bien inmueble como fianza con garantía real para asegurar que se podrá pagar la deuda, o en el peor de los casos, recuperar el monto a través de una ejecución hipotecaria, en caso de que el deudor deje de pagar.

Otro tipo son las fianzas personales, que pueden ser pagos parciales o anticipos de una obligación futura; son revocables, ya que una vez que concluye la transacción se devolverá la garantía al deudor y no tendrá más obligaciones. Por ejemplo, si usted se dedica a arrendar propiedades como departamentos, la fianza personal puede ser el pago correspondiente a uno o dos meses de renta como garantía de que el inquilino cumplirá con sus obligaciones, así como para reducir los riesgos de daños a la propiedad. Y, si cuando el inquilino termine su contrato ha cumplido sus obligaciones en tiempo y forma y no causó daños a su propiedad, usted tendrá que devolver el monto del depósito.

Otras fianzas son las judiciales, que se clasifican en: civiles, mercantiles, familiares, penales y de amparo; son derivadas de un juicio y determinadas por un juzgado o tribunal a una o ambas partes de un proceso de tipo judicial. El monto de estas fianzas es calculado por la autoridad judicial con base en el tipo de fianza y su objetivo, por ejemplo la reparación de los daños, en cuyo caso se debe determinar el valor de los daños materiales sufridos, o el costo por lesiones corporales sufridas.

 

¡Contáctenos!

 

Si usted se encuentra en medio de una problemática relacionada con las fianzas y tiene muchas dudas, en LEX & CO contamos con un equipo de abogados especializados en ejecución de fianzas y con gusto le ayudaremos a obtener esa garantía a su favor y recuperar su dinero. Llámenos al teléfono 5568401076, escríbanos al correo electrónico firma.lex.co@gmail.com, o a través de nuestro formulario de contacto y cuéntenos su caso.

 

CONTÁCTENOS

5568401076
firma.lex.co@gmail.com

    Por favor, demuestra que eres humano mediante la selección la taza.

    Abrir chat
    ¡Contáctanos!