La morosidad es uno de los problemas más difíciles de enfrentar para las empresas, ya que no solo les provocan dificultades de liquidez, sino que implican procesos de cobranza mediante una demanda judicial. Antes de este paso se realiza la cobranza extrajudicial o prejudicial, que es una etapa previa a la judicial y el proceso inicia desde el primer día de mora del deudor.

 

¿En qué consiste la cobranza extrajudicial?

Es una etapa en la que se aplican sistemas tradicionales de cobro como llamadas telefónicas, correo electrónico, mensajes de texto, visitas a domicilio, cartas, entre otros para notificar al deudor sobre el estado de su cuenta. Sin embargo, si sigue sin saldar su adeudo a pesar de los esfuerzos realizados por la empresa, el siguiente paso será una demanda de cobranza judicial.

Cabe destacar que las empresas pueden omitir el proceso de cobranza extrajudicial y recurrir directamente a una judicial, sin embargo casi siempre optan por contactar al deudor antes de comenzar un proceso jurídico porque implican un costo económico muy alto.

 

¡Contáctenos!

 

¿Cómo llevar a cabo la cobranza extrajudicial?

Si bien los intereses y mensajes de contacto al deudor pueden empezar desde el primer día de retraso de pago, el proceso de cobranza extrajudicial puede comenzar después de 20 días de retraso. A partir del día 21 de morosidad, la empresa podrá comenzar a notificar al cliente sobre los detalles relacionados con la deuda con base en las leyes de cada estado para que conozca su responsabilidad ante la empresa con la que contrajo la deuda.

 

¿Qué pasa si el deudor sigue sin pagar?

Si el deudor se pone en contacto con la empresa para plantear un posible caso de emergencia que provocó la morosidad, podrá negociar los pagos posteriores para liquidar la deuda. Sin embargo, si después de 90 días no hay ninguna respuesta, puede comenzar la cobranza judicial a través del proceso jurídico en el que el Juez evaluará la situación; en primera instancia, si la suma de la deuda y el plazo de cobranza son correctos, y planteará un plan de pago para el deudor, el cual debe cumplir a tiempo.
De no pagar el monto en el tiempo estipulado por el Juez, la empresa puede proceder con un proceso de liquidación de garantías y embargo de bienes.

 

¡Contáctenos!

 

¿A quién recurrir si un cliente no paga?

Los abogados son indispensables para llevar a cabo todas las etapas del proceso, contactar con el deudor, comenzar a interponer la demanda y monitorear todo el caso para no perder fechas de audiencias y saber el estado del juicio de cobranza para que la empresa pueda tomar decisiones oportunas y efectivas.

 

Si usted está pasando por una situación de esta índole, contáctenos. En LEX & CO somos un bufete de abogados con más de 30 años de trayectoria y experiencia en el trato con micro, pequeñas, medianas y grandes empresas. Llámenos al teléfono 5568401076, mándenos un correo a firma.lex.co@gmail.com, escríbanos a través de nuestro formulario de contacto o WhatsApp y cuéntenos su caso.

CONTÁCTENOS

5568401076
firma.lex.co@gmail.com

    Por favor, demuestra que eres humano mediante la selección la taza.

    Abrir chat
    ¡Contáctanos!