Cuando un usuario se retrasa en los pagos que debe realizar por un préstamo, crédito o hipoteca, comienza un proceso conocido como cobranza extrajudicial y a continuación le contaremos en qué consiste.

 

¿Qué es un proceso de cobranza extrajudicial?

Es un conjunto de acciones que realiza el acreedor desde el primer día de retraso en el pago por parte del cliente. En esta primera etapa del proceso de cobranza se aplican sistemas de cobro como mensajes de texto, notificaciones en aplicaciones, correo electrónico, llamadas, cartas, entre otros medios para informar al cliente que tiene un retraso en sus pagos.
Sin embargo, si sigue sin saldar su adeudo a pesar de los esfuerzos realizados por la empresa, el siguiente paso será una demanda de cobranza judicial. Cabe destacar que las empresas pueden omitir el proceso de cobranza extrajudicial y recurrir directamente a una judicial, que implica un costo económico muy alto.

De acuerdo con el Artículo 284 Bis del Código Penal, la cobranza extrajudicial es ilegal, ya que muchos despachos de cobranza utilizan tácticas de intimidación, agresión verbal o amenazas para cobrar el adeudo. Otras prácticas consideradas como agresivas y prohibidas son las llamadas telefónicas fuera de horario de oficina (8:00 a.m. a 8:00 p.m.) y las visitas de personal del despacho para amenazar con un embargo.
La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros CONDUSEF es la institución encargada de brindar información y asesoría a los usuarios que presenten reclamaciones relacionadas con despachos de cobranza.

 

¡Contáctenos!

 

Tipos de cobranza

Cobranza Preventiva

Consiste en la prevención de demora en los pagos de los clientes. La empresa envía de forma automática mensajes, correos electrónicos o alertas para recordar el pago al cliente y evitar que se retrase.

Cobranza Administrativa

Es la etapa inicial del proceso de cobranza, que va del día 1 al 30 de retraso respecto a la fecha de pago del cliente. Suele ser gestionado de forma interna por el área de finanzas de la empresa, en la que se usan los diferentes canales digitales para recordar el pago y, como último recurso, una llamada telefónica.

Cobranza Extrajudicial

Cuando el cliente persiste en el impago y pasan más de 30 días desde la fecha de pago, comienza la etapa de cobranza extrajudicial. El acreedor puede seguir gestionando la deuda desde las instalaciones de su empresa, o bien, pasarla a un despacho de cobranza. El tono de los mensajes comienza a ser más agresivo para obligar a que el cliente liquide su adeudo.

Las llamadas telefónicas y visitas a la casa del cliente son frecuentes para amedrentar al cliente, con amenazas de cárcel, embargo y el cobro tanto del adeudo como de los intereses y los gastos generados por el proceso extrajudicial.

Cobranza Judicial

A partir del día 90 desde la fecha de pago, puede iniciar el proceso de cobranza judicial. Esta consiste en una demanda interpuesta por el acreedor en contra de la persona que tiene un adeudo. Después de llevar el caso a los tribunales, será el juez quien analice la información y emita su fallo.

En caso de fallar a favor del acreedor, designará formas de pago, y si persiste el impago por parte del deudor, el juez puede ordenar el embargo y remate de bienes con un valor proporcional a la deuda y los honorarios de la cobranza judicial.

 

¡Contáctenos!

 

¿Quién puede llevar a cabo una cobranza extrajudicial?

Este proceso puede realizarse directamente por la institución con la que el usuario tiene un adeudo, o bien, a través de un despacho de cobranza. En este caso, el acreedor debe informar que la deuda ha pasado a otra empresa que se encargará de la cobranza. Además, es importante asegurarse de que la deuda realmente pasó a otra institución y que está autorizada para hacer el cobro.

¿Cómo llevan a cabo la Cobranza Extrajudicial los despachos de cobranza?

Si bien los intereses y mensajes de contacto al deudor pueden empezar desde el primer día de retraso de pago, el proceso de cobranza extrajudicial puede comenzar después de 20 días de retraso. A partir del día 21 de morosidad, la empresa podrá comenzar a notificar al cliente sobre los detalles relacionados con la deuda con base en las leyes de cada estado para que conozca su responsabilidad ante la empresa con la que contrajo la deuda.

La cobranza extrajudicial legal puede durar del día 20 al 90 después de la fecha en la que el cliente tenía que hacer el pago.

¿Qué se puede hacer en la cobranza extrajudicial?

¿Qué no se debe hacer en la cobranza extrajudicial?

¿Qué pasa si no pago una cobranza extrajudicial?

Si el deudor se pone en contacto con la empresa para plantear un posible caso de emergencia que provocó la morosidad, podrá negociar los pagos posteriores para liquidar la deuda. Sin embargo, si después de 90 días no hay ninguna respuesta, puede comenzar la cobranza judicial a través del proceso jurídico en el que el juez evaluará la situación y planteará un plan de pago para el deudor, el cual debe cumplir a tiempo.

¿Qué pasa si el deudor sigue sin pagar?

De no pagar el monto en el tiempo estipulado por el juez, la empresa puede proceder con un proceso de liquidación de garantías y embargo de bienes cuyo valor sea proporcional a la deuda, los intereses y los honorarios de la cobranza judicial.

¿Por qué recurrir a profesionales si un cliente no paga?

Los despachos de cobranza suelen tener personal dedicado a dar seguimiento a los clientes morosos que analicen si la deuda se produjo por un cliente que normalmente paga puntualmente y que tuvo un posible inconveniente que le provocó falta de liquidez. O bien, si se trata de una persona morosa y que suele adquirir deudas y no pagarlas.

Un proceso de cobranza extrajudicial legal permite recuperar la cartera vencida y evitar los costosos procesos judiciales, que son complejos y desgastantes para ambas partes.

¿A quién recurrir si un cliente no paga?

Los abogados son indispensables para llevar a cabo todas las etapas del proceso, contactar con el deudor, comenzar a interponer la demanda y monitorear todo el caso para no perder fechas de audiencias y saber el estado del juicio de cobranza para que la empresa pueda tomar decisiones oportunas y efectivas.

 

¡Contáctenos!

 

Si usted está pasando por una situación de esta índole, contáctenos. En LEX & CO somos un despacho jurídico fiscal y bufete de abogados con más de 30 años de trayectoria y experiencia en el trato con micro, pequeñas, medianas y grandes empresas y con temas como acción reivindicatoria y ejecución hipotecaria. Llámenos al teléfono 5568401076, mándenos un correo a firma.lex.co@gmail.com, escríbanos a través de nuestro formulario de contacto o WhatsApp y cuéntenos su caso.

CONTÁCTENOS

5568401076
firma.lex.co@gmail.com

    Por favor, demuestra que eres humano mediante la selección el camión.

    ¡Contáctanos!
    Call Now Button